Fibroscopia

       La fibroscopia es la exploración endoscópica mediante fibra óptica flexible, conectada a una fuente de luz fría y habitualmente también a una cámara y a un monitor. 

       Permite la exploración fácil y directa de cavidades del organismo que de otro modo serían muy difíciles o imposibles de ver.

       En la consulta de Otorrinolaringología se emplea habitualmente para la exploración de la nariz, la rinofaringe o cavum y la laringe, lo que permite realizar diagnósticos precisos y precoces de las patologías de estas áreas.

 


      La exploración se realiza sin anestesia o con anestesia tópica (actúa por contacto) y no es dolorosa, pudiendo realizarla incluso a niños.